Iniciar sesión
Carro Carro
Catálogo
Tiendas

Lecturas pendientes

Lecturas pendientes

Si poseéis una biblioteca y un jardín, tenéis todo lo que necesitáis, como escribió Marco Tulio Cicerón. Y qué razón tenía.

Para los amantes de la lectura, disponer de un espacio resguardado en el jardín, o bien poder organizar una zona de la terraza de forma que se pueda leer sin ser molestados, no es tan fácil como parece. No solo hace falta privacidad, sino también la iluminación apropiada, un sillón o un sofá cómodos para estirar las piernas y una mesa en la que apoyar el libro, el diccionario, una taza de té o infusiones, cuadernos de apuntes, lápices y otros libros relacionados (quien lee novela fantástica sabe a qué nos referimos, n.d.r.).

Con los elementos adecuados, crear un rincón de lectura en el jardín o la terraza será la solución única con la que lograr el confort apropiado para el cuerpo y la mente: ¿estáis listos para nuestras inspiraciones?

 

Distensión

Algunas personas no están a gusto en ningún sitio si no se sientan estirando las piernas. Mientras leemos, nos vamos deslizando poco a poco sobre la silla o sobre el banco sin darnos cuenta, pero con el asiento apropiado, podrás dar con la posición más cómoda para la lectura. Escoge siempre bancas o sofás con respaldos, incluso bastante altos. Puede que sean de madera o no estén acolchados: colocando unos cojines, resultarán muy cómodos y podrán estar al aire libre incluso durante las estaciones frías.

 

Letture sospese Unopiù News

 

Busca la sombra de una planta

En jardines pequeños, terrazas o puntos que queden a la vista de tus vecinos, la privacidad es un asunto delicado. Usa plantas trepadoras ligeras y arbustos densos y perennifolios para envolver un pequeño sofá o una butaca con sus frondas. Coloca el sofá orientándolo de manera que las zonas de paso queden visibles para ti sin que los demás puedan verte desde fuera. Si, por el contrario, tienes un jardín con plantas grandes, esta es la solución con la que muchos suelen soñar: una hamaca colgada entre las ramas y la vegetación, o bien las hamacas de terraza con estructuras autoportantes, prácticas y funcionales, basadas en soluciones de estilo, con las que cubrir cualquier necesidad de uso.

No tendrás más que añadir un elegante cojín (escoger el color entre los tonos del azul claro u oscuro contribuye a que la atmósfera sea aún más relajante) y una mesa de madera para crear un rincón de lectura bucólico y personal.

 

Una extensión de tu salón

El salón de jardín es un lugar donde el placer de la conversación y el relax se funden. Sin duda más convencional, pero no por ello menos confortable, es el espacio de lectura que se puede crear en el salón de la terraza o del jardín: cuando no organices pequeños convites, almuerzos o cenas con los amigos y tu familia, el sofá y los sillones pueden convertirse en un buen lugar de retiro donde olvidar tus fatigas cotidianas. Podrás crear combinaciones modulares perfectas que se adapten a tus exigencias, por ejemplo soluciones que se transformen en un sofá cama de exteriores cuando lo necesites, en el que podrás colocar cojines de cálidos tonos pastel para que los asientos sean aún más cómodos y confortables si cabe. Con un farol de jardín y tu música preferida de fondo, el tiempo que pases leyendo será el mejor del día.


Protégete del sol

Nadie ha descrito con tan minucioso encanto como Italo Calvino las cosas que un lector necesita para estar a gusto a la hora de leer un libro. La inclinación de la luz del sol sobre la página es una de ellas. ¿Cuántas veces te ha cegado la luz mientras leías? Demasiada luz molesta, sobre todo cuando las páginas del libro son de papel cuché. Si tu rincón de lectura está bañado por el sol, busca unos cortinajes, una sombrilla o una pequeña pérgola, o bien una combinación de ambas.

 

Un espacio reducido pero confortable

Tu rincón de lectura puedes crearlo hasta en un pequeño balcón. Intenta ajustarte a las dimensiones de tu espacio empleando soluciones modulares y contenedores multifunción, y no tendrás que renunciar a un nido en el que refugiarte junto a tu novela preferida. Completa el entorno con alfombras y añade muchas plantas para crear una pequeña jungla urbana que te aísle de la ciudad: nada ni nadie podrá disturbar tu retiro y relajación.

 

Letture sospese Unopiù news

 

Para quienes aman la lectura

Un sueño al aire libre: tener una estantería permanente en el jardín o en la terraza es el sueño de todo lector que se respete. Es posible hacerlo realidad si se dispone de un porche largo, una carpa o un jardín de invierno, o bien una cubierta que asegure una protección contra la intemperie. 

 

Elige lecturas excelentes

1. Si una noche de invierno un viajero

Lo hemos citado en nuestro artículo, un autor que no necesita presentación: Italo Calvino

¿Cómo prepararse para la lectura? ¿Dónde aislarse? ¿Qué posición adoptar?  Son célebres los consejos dados por Italo Calvino a los lectores en el comienzo de Si una noche de invierno un viajero. Considerado como uno de los arranques más célebres de la literatura italiana, en él se habla de la magia de la lectura, ese momento único en el que todo lo que nos rodea empieza a desvanecerse y queda en segundo plano. Ese instante en el que las formas del mundo real se vuelven borrosas y empiezan a delinearse las del libro que estamos leyendo, con sus personajes cobrando vida y dándose a conocer. Calvino nos da los consejos apropiados para que esta pequeña magia pueda tener lugar: tenemos que alejarnos del ruido de la vida, de su frenesí, y convertirnos en islas. Islas en las que lo posible se apodere de lo real. 

 

2. El secreto de las flores

Una novela cautivadora, conmovedora e irónica. Su autora es Valérie Perrin, experta de arte, fotógrafa de escena y escritora de talento, con la capacidad de crear atmósferas y transmitir emociones. La narración es sorprendente, porque consigue transmitir al lector sensaciones contrastantes y auténticas sobre los lugares en los que se desarrolla la historia, de manera casi que la potencia de las palabras parece proporcionar una fotografía de los lugares como si estos estuvieran en el mapa ideal del lector. Esta novela se adjudicó, en 2018, el premio Maison de la Presse, con la siguiente motivación: la de ser una novela sensible, un libro que se mueve entre la risa y el llanto con personajes divertidos y conmovedores.

 

3. La vita è qualcosa da fare quando non si riesce a dormire

Un volumen publicado en Italia en el que se recogen las principales obras de la escritora y humorista estadounidense Fran Lebowitz (escritora, humorista, agitadora cultural). Se trata de un personaje que despierta fascinación, sobre todo por como aborda cualquier tema humano, ya sea que hable de cine o de moda. La religión y la política no son para ella un misterio, es más, se convierten en un pretexto para ridiculizar las máscaras y los cánones estéticos que rodean la sociedad. Ya su título (La vida es algo que hacer cuando no se consigue dormir) revela mucho de este personaje, que vuelve a estar de moda en Italia gracias a Martin Scorsese, quien ha rodado nada menos que 2 documentales con ella.

Productos Similares