Iniciar sesión
Carro Carro
Catálogo
Tiendas

Diaro de a Bordo

Diaro de a Bordo

Una pequeña bahía resguardada tanto por su conformación como por el monte Portofino, que, asomándose al mar, forma un largo acantilado cuyo extremo oriental se encuentra en la punta del faro. Para comprender la belleza y el carácter excepcional de Portofino, es necesario observarlo desde la plaza de la iglesia de San Giorgio, que se erige sobre el acantilado, dominando su burgo. Desde aquí, de un solo un vistazo, se pueden ver el puerto y la hilera de casas de colores con las características decoraciones que lo distinguen. Detrás del burgo, subiendo por las callejuelas y los senderos del Monte, donde el hombre no ha dejado huella, la disposición de las plantas, de la mancha mediterránea, el curso escarpado del terreno y los olores ofrecen un espectáculo de gracia espontánea. Destellos de luz, interrumpidos por tenues sombras, irrumpen en destellos azules que se pierden al entrar en contacto con el cobalto del mar. Quizás es por este motivo por el que, desde los años cincuenta y sesenta, Portofino se ha convertido en uno de los símbolos de la dolce vita italiana. El lugar en el que es posible encontrarte, en el embarcadero del puerto deportivo, con grandes protagonistas con los que todos soñamos conocer: divas de Hollywood, industriales y políticos.



Credits : Photo Nick Fewings - Photo Stefano Bernardo



No es casualidad que incluso Ferrari haya rendido homenaje a la ciudad de Liguria con uno de sus últimos modelos de coche deportivo. Baluarte de la riviera de Levante de Liguria, de la que el coche toma su nombre. Destino de vacaciones de lujo, de historias, pasiones y casas con vistas a un litoral escarpado y exuberante. Hemos buscado para ti algunas de las más icónicas, aunque la lista no puede darse por acabada aquí.

FINCA PIAGGIO

Aislada, de difícil acceso y rodeada de una abundante vegetación, a día de hoy la finca Piaggio es propiedad de una duquesa inglesa, Natalia Grosveno, madrina de Guillermo de Inglaterra y sobrina del gran poeta ruso Aleksandr Pushkin. La duquesa, enamorada de este rincón del paraíso, reformó la finca y la empresa agrícola contigua, y hoy produce vino y aceite al tiempo que mantiene relaciones excepcionales con toda la comunidad local.

 

VILLA ALTACHIARA

El nombre proviene del castillo de Highclere, una espléndida morada inglesa, propiedad de los condes de Carnavon, que llegó a los titulares por ser el escenario de la exitosa serie de televisión Downton Abbey. Alejada del ruido y de la frivolidad de la piazzetta de Portofino, Villa Altachiara, con una treintena de habitaciones situadas a media costa en el pueblo de Portofino, con el mar hasta donde alcanza la vista, forma parte de ese rincón de la Liguria anglosajona tan querido desde principios del siglo XX. Hacia la década de 1920, George Herbert, quinto conde de Carnarvon, egiptólogo y coleccionista de arte, se alojó aquí y descubrió, junto a su compañero Howard Carter, el sarcófago de Tutankamón.

 

CASTELLO DI PARAGGI

Propiedad de una dinastía de empresarios textiles de Biella, el castillo, conocido como villa Bonomi Bolchini, pertenece hoy a la familia Berlusconi. Situado en el acantilado que cierra la bahía homónima por el este, donde se ha creado un parque natural marino repleto de recovecos donde crece coral, el castillo fue construido en 1626 por la República de Génova.

 

VILLA OLIVETTA

La villa, situada en la bahía de la Olivetta, pertenece hoy a los diseñadores de moda Stefano Dolce y Domenico Gabbana. Encaramada en un acantilado y rodeada de espléndidos pinos marítimos, es una mezcla de tradición y glamour en la que conviven estampados y tejidos animales, motivos florales y oro. La villa también ha sido escenario de desfiles y exposiciones, como la organizada para la presentación de la colección de alta joyería de la firma.

 

VILLA FRANCA

Su nombre se debe a la famosa directora de Vogue Italia, Franca Sozzani. Este paraíso no está lejos de la famosa playa de Paraggi, ni del centro de Portofino. Caracterizada por unas impresionantes vistas al golfo del Tigullio y de una lujuriante arboleda, la villa está ampliamente decorada con estampados y mobiliario que reflejan la pasión de su propietaria por la moda, el diseño, el arte y la fotografía. A la belleza natural de esta pequeña joya, se suma la fauna: de hecho, probablemente fue por la abundancia de delfines avistados en el golfo que los romanos le pusieron a la zona el nombre de «Portus Delphini», el puerto de los delfines. De aquí pasó a Portofino.


Les Collections Unopiù

Tras este viaje por nuestra Italia, continúa con la inspiración, explora nuestras soluciones de mobiliario para exteriores y haz que tu espacio sea único. ¡JoinOutside!


Credits Photo: Kristine Tanne - Nick Fewings - Stefano Bernardo 

Productos Similares